Classement taxonomique

Ma photo
Distraìda, sarcàstica, estoy sorda, algunas veces el AbsurdO Rige mi Vida y Mi Mente le Da la Vuelta al Día en 80 MUndoS.

15 juin 2007

El estado autista!!!!

Cuantas veces les a pasado que estamos a punto de un examen y 5 minutos antes de empezar ese cuestionario horrendo....

Quedamos sin hablar, ni pensar algo coherente.

O simplemente como estado natural.... es que ayer me paso a mi, cuando ensayaba una pieza que se llama:

M To The Third Power del compositor Carold Nunez....
Yo no había hecho tantas corcheas y semicorcheas en mi vida.... Bueno es una de tantas cosas que provocan mi estado autista, es decir, el trauma instantáneo a lo desconocido O.O!
O la típica odisea del estudio para el examen: varias horas estudiando, no te puedes concentrar y te distraes con cualquier babosada, o te imaginas personajes incomodos como un changuito de esos que traen platillos y van caminando con una sonrisa psicopata.

Cuando estás en los ultimos ejercicios de tu examen y el maestro dice: 5 MINUTOS!!!


AAAAAH! OTRA VES EL TERROR PSICOLOGICO DEL TIEMPO.....


O que estudiaste todo lo relacionado con tu materia, desde el título de cada tema hasta cuantas comas tiene... y resulta que no te preguntan nada relacionado con lo que estudiaste...


Platiquenme sus anécdotas de los examenes....






cara post-truma!

2 commentaires:

Esteban Lagarde a dit…

¡Hasta que te dejas ver!

Yo una vez hice un examen extraordinario (gracias a que ese maestro me quería tanto y decidí no tomar su curso y vernos en el examen extraordinario) y estudié todo lo del semestre. El maestro dio durante las últimas 2 semanas un tema que nadie entendió y del que no aplicó examen. No puedes simplemente dar un tema totalmente nuevo y esperar que todos lo entiendan en 2 clases. Así que obvio que no lo estudié. ¿Y de qué fue el exámen? De eso. Solamente de eso. Me enojé tanto con ese maestro, pero lo pasé y creo que con eso se la regresé jA!

Zegim a dit…

En una ocasión todo mi grupo en la preparatoria se no entró a una clase de matemáticas. Al día siguiente, el profesor nos sorprendió con un examen para el que naturalmente nadie había estudiado. Era cálculo diferencial.
De algún modo pasé, y bastante bien.

En otra ocasión no entré más a pasar asistencia a una clase de agronomía. No sabía que teníamos examen y tuve usar todos mis talentos para copiar a lo que se dejaran. De algún modo pasé, no muy bien.


En la materia de teorías de la personalidad en la licenciatura una profesora me veía con malos ojo a mi y a un amigo pues lográbamos zafarnos de todos sus intentos de demostrar que no sabíamos nada de la materia. En su examen mi amigo y yo fuimos los primeros en terminar, y dejamos el salón. Después nos enteramos que en cuanto salimos la profesora les dio permiso a todos de sacar sus apuntes para contestar el examen. De algún modo, esta vez si reprobé.