Classement taxonomique

Ma photo
Distraìda, sarcàstica, estoy sorda, algunas veces el AbsurdO Rige mi Vida y Mi Mente le Da la Vuelta al Día en 80 MUndoS.

25 décembre 2007

Navidad, Hongos, Santa Claus y Violeta Parra

Bueno ya que todos hablan de las navidades, ya me dieron ganas de hacerlo también...
Bueno en mi casa la cena de navidad es muy Quintanesca! jejeje es decir... por años hemos preparado la receta del Espaguetti a la Boloñesa,
cortesía de mis tios abuelos Italianos Quintana, tampoco puede faltar el vino tinto,
los quesos Edam, Gouda, Roqueford, Parmesano, las aceitunas negras y el pan...
la costumbre es que al dar las 12
ponemos la cancion de Violeta Parra "Gracias a la vida"que deseguro muchos conocen en otras voces... apagamos las luces y con el vaso de vino en mano, comenzamos a cantar.

Bueno ya hablando de otras cosas, les platicaré de como surgio el tema de Santa Claus,
y que los colores navideños no son gringos... todo tiene que ver con los maravillosos hongos alucinogenos, les citaré uno de mis trabajos de investigación para la materia de micologia:

La mayor parte de los iconos religiosos que representan la Navidad,
como lo es Jesús, son parte de lo que alguna vez fue una actividad pagana, como lo es la adoración del Sol.
Dentro de la religión cristiana, Jesús, la luz de Dios, llega al mundo para tiempo después morir, y finalmente resucitar, lo cual lleva implícita una franca relación con
el nacimiento-muerte-resurrección del Sol.

¿qué relación tiene todo esto con los hongos?
Para los líderes espirituales conocidos como chamanes, el consumo de enteógenos causa un efecto como el antes descrito con respecto al Sol; el cuerpo físico sufre una muerte prematura, que libera al espíritu hacia los cielos en una especie de resurrección. A los que sufrían tal clase de experiencias se les llamaba antiguamente “dos veces nacidos”. De manera que la Navidad, el solsticio de invierno, incluso Santa Claus, se encuentran relacionados entre sí por el mismo rito de muerte-resurrección. Y este rito está relacionado con los hongos, rituales más específicamente con Amanita muscaria,


Basándose en algunos grabados antiguos encontrados en el norte de Europa, algunos autores llegaron a la conclusión de que Santa Claus fue más probablemente un chaman de las regiones nórdicas europeas.



Para entender su relación con la Navidad y recordar que el 25 de diciembre es la fecha en que ocurre el solsticio de invierno.

Después de una larga “ausencia”, el Sol renace dando lugar a días más largos, y eventualmente, a la primavera.

La misma impresión de muerte-resurreción se obtiene al consumir hongos de efectos enteógenos.

Los chamanes estaban familiarizados con este proceso, y que eran ellos quienes guiaban a su pueblo en el ámbito espiritual, eran quienes estaban “en contacto con los dioses”

(el término Enteógeno significa “Dios naciendo dentro de ti”, y fue acuñado por R. G. Wasson casi desde el comienzo de su investigación etnomicológica en México).

El chamán se dedicaba a recolectar los hongos (Amanita muscaria) en los días precedentes al solsticio.


la noche del 25 de diciembre, metía su cosecha en un enorme saco y se introducía a las casas del pueblo a través de un agujero en el techo, para luego dejar sus “regalos” a los moradores.



Los hongos eran tradicionalmente deshidratados cerca del fuego del hogar, dentro de sacos que colgaran cerca del fuego (sacos que ahora se llenan de dulces o de otros presentes, pero que suelen ser rojos y/o blancos, mismos colores que visten a Amanita muscaria).
Cuando los hongos eran consumidos, el pueblo vivía y entendía el trance por el que pasaba el Sol, para finalmente renacer y ascender nuevamente al cielo.
La tradición de adornar el árbol de Navidad data de la Edad Media y parece haber sido originada en Alemania; era una tradición el hacer una obra representativa de Adán y Eva en el Paraíso, ya que se les festejaba en esa fecha.


Amanita muscaria es un hongo que crece típicamente al pie de los pinos, ya que mantiene una relación micorrícica muy directa con las raíces de éstos.
Esta simbiosis está bien documentada, los típicos colores navideños corresponden al verde de los pinos, y el rojo y el blanco de los hongos que crecen bajo ellos.

Dejemos de satanizar al pobre Santa Claus y veámos la Natividad como un verdadero Rito.

4 commentaires:

tuch∂ a dit…

esa cancion es buenisima...por cierto quiero un hongo jejeje :p

Zegim a dit…

Con lo bonitos que se ven esos hongos.

Freaka a dit…

es la explicacion mas compleja que he leido.. bueno a mi no me trajo mi honguito jejeje quiero mi alucinogeno jejeje saludos...

tormenta lunar azul a dit…

my wild love went riding...